Durante todo el año, el equipo de Seguridad  de PEMICA desplegó su personal de forma permanente, para llevar a cabo los distintos proyectos realizados en el país. El Gerente de este departamento, Javier Meneses, con el apoyo de La Gerencia de Ventas, lideró las instalaciones y puesta en marcha, junto a los ingenieros José Alberto Chong, Vanessa Bazzanella y Edgardo Colmenares, además del equipo técnico integrado esta vez por Leonel Agüero, el ya ausente William Pérez y Fernando Delgado. Todos, en un gran trabajo en equipo, donde participó hasta el personal de Rayos-X dictando los cursos, lograron sortear todos los imprevistos, dejando a los múltiples clientes satisfechos y con ganas de replicar nuestra labor.

Primero se comenzó con lo que era la instalación y puesta en marcha de los dos proyectos de Bolipuertos.- “Lo iniciamos el año pasado pero realmente los equipos los entregamos a principios de este año. Hicimos todos los controles preceptivos tanto en La Guaira como en Puerto Cabello. Se suministraron los equipos se instalaron en los dos puertos. Por ejemplo, en el Puerto de La Guaira era un CCTV con 41 cámaras de seguridad, domos, mini domos, cámaras fijas, barreras vehiculares y control de acceso en todo lo que era el galpón y patio de exportación. Fue un proyecto bastante completo. Igualmente en Puerto cabello, en donde teníamos un sistema Endura de Pelco de 48 cámaras, también con enlaces inalámbricos, sistemas de control de acceso y barreras vehiculares”, cuenta Vanessa, quien añade que tras finalizar estos proyectos, se continuó paralelamente con el mantenimiento del estacionamiento del Aeropuerto de Maiquetía antes de que pasara a una nueva concesión, siendo Leonel y William los encargados del mantenimiento de todos los sistemas de aparcamiento de permanencia corta, larga e internacional.

Luego de terminar ese periodo de mantenimiento, se dio la fase de aprobación del proyecto de las 4 sedes del Ministerio Público: Sede Santa bárbara del Zulia, en el Estado Zulia; Sede Barquisimeto, Estado Lara; Sede Maturín, Estado Monagas; y Catia La Mar, Estado Vargas. “Instalamos sistemas de CCTV analógicos con el fabricante XTS. Maturín fue el más grande con 32 cámaras, Lara con 15 cámaras, Santa Bárbara del Zulia con 9 cámaras y en Vargas se instalaron 4 cámaras y además, esta era la única sede con un sistema de alarma. Hicimos todo lo que fue la procura, suministro e instalación de los equipos. Ya se realizó la entrega de todas las sedes y el cliente está sumamente complacido con esos proyectos porque fuimos un poquito más allá del alcance. Todo quedó 100% operativo”.

Vanessa agrega que a finales del mes de septiembre se inicia un nuevo periodo de mantenimiento en el sistema de aparcamiento del estacionamiento del Aeropuerto de Maiquetía, con  la nueva empresa que lleva la concesión de los estacionamientos. “Hace aproximadamente 3 semanas culminamos satisfactoriamente las horas de mantenimiento que habíamos ofertado para ese trimestre. Chong, Leonel y William, cuando estaba acá, dieron el máximo para poner en marcha estos equipos y continuar con la operatividad”.

Otros proyectos pequeños realizados durante este último trimestre, incluyen la instalación de un Sistema de CCTV en el edificio de personal de la Comandancia de la Guardia Nacional en El Paraíso (10 cámaras analógicas) y la instalación de unos torniquetes en una Urbanización en Lecherías. Chong estuvo encargado de este último proyecto en el que se instalaron dos torniquetes bidireccionales de acero inoxidable, con dos lectoras biométricas para el acceso de todo el personal propietario de esa urbanización. Ambos clientes quedaron 100% complacidos con los sistemas instalados.

Para Chong fue un año de mucho trabajo y bastante aprendizaje. “He conocido a Venezuela entera. He ido a Puerto Cabello, a Puerto Píritu, Lecherías, luego a Maracaibo. Hemos hecho bastantes inspecciones. He recorrido el país y bueno, hay que aprender sobre la marcha. Me toco agarrar una infinidad de equipos que desconocía, bueno, que desconocíamos porque de pronto aquí otros los habían manejado, personas que ya se han ido, y entonces hay cosas que me toco resolver llevando golpes con el manual y los sistemas. Probar, ensayar, verificar y lidiar con el cliente que no es nada fácil. En Bolipuertos me quedaba despierto hasta las 2:00 a.m. intentando entender cómo funcionaban los equipos para decirles al día siguiente como instalarlos. Y bueno, así es que uno aprende. Gracias a Dios todo ha salido bien”, comenta Chong.

Sin duda alguna, un año sumamente gratificante y lleno de trabajo y compromiso. Les deseamos todo el éxito en este nuevo año y felicitamos de nuevo al equipo por dejar presente, una vez más, el sello de calidad Pemica que nos permite seguir siendo la Mejor Elección.